Las principales aseguradoras del mundo están abriendo un nuevo frente en la lucha para reducir el uso del carbón, mediante negarse a asegurar a las mineras y compañías eléctricas que usan este combustible contaminante.

Los ejecutivos de la industria prevén que debido al calentamiento global aumenten las reclamaciones a los seguros, eso plantea un debate sobre si el hecho de asegurar a las compañías del carbón es en realidad algo contraproducente para la propia industria.

Según el grupo de presión Unfriend Coal, quince aseguradoras ya han tomado medidas y han retirado un total de 20.000 millones de dólares de inversión de la industria. En este momento una de las acciones que se está llevando a cabo es retirar la garantía que permite construir plantas. En los últimos meses varias grandes aseguradoras han retirado la cobertura. Las principales lineas de negocio que se han visto afectadas por estas decisiones son los seguros para la construcción de nuevos proyectos y la cobertura de las propiedades y las responsabilidades de los actuales.

El carbón es la industria más contaminante, la más perjudicial tanto para el aumento de la temperatura mundial como para la salud de las personas por lo que para las grandes aseguradoras es fundamental detener la construcción de nueva capacidad.

 

Facebook
Twitter
Google+
LinkedIn
YouTube