Los investigadores del laboratorio de neurociencias clínicas del Instituto de Investigación Sanitaria (Idis) de la capital gallega obtuvieron resultados esperanzadores con un nuevo tratamiento probado en personas que padecen ictus.

Las instituciones pertenecen al Complejo Universitario de Santiago, han informado que el trabajo se ha publicado en la revista de la Sociedad Americana de Neurología “Annals of Neurology” con el título “Validación clínica del atrapamiento de glutamato en sangre en el ictus isquémico”. Información sobre Seguros de Vida aquí .

El grupo de investigadores lleva años trabajando con el objetivo de encontrar un fármaco que ayude a disminuir las lesiones neuronales sufridas tras pasar por un ictus. Los beneficios actuales benefician entorno a un 20% a los enfermos.

El reto fue una terapia estratégica que se puede utilizar antes del hospital, se puede tratar desde un centro de salud o una ambulancia en su traslado, que el tratamiento administrado en los primeros momentos puede ser el fondo para reducir los daños y perjuicios y la supervivencia.

El estudio publicado, detalla que se enfoca en el bloqueo del glutamato, el cual se asocia al daño neuronal por haber sufrido un ictus. En la investigación, se ha probado la terapia en una población de 50 pacientes, aunque ha sido un número reducido, los resultados demuestran que este es el tratamiento en un futuro próximo.

¿Cómo detectar un ictus?

El ictus o accidente cerebrovascular se produce por falta de riego sanguíneo en el cerebro debido a que una arteria se obstruye por un trombo o la rotura de un vaso sanguíneo. Los pacientes aparecen a los 10 segundos de que se altere el riego sanguíneo del cerebro. Hay tres síntomas que son claves:

  1. La pérdida de sensibilidad en uno de los lados de la cara es una de las síntomas más comunes. Al intentar sonar los dos lados de la boca no se puede mover. Este síntoma viene ligado a la sensación repentina de hormigueo en el rostro, el brazo o la pierna del lado afectado. 
  2. Puede tener dificultades para expresar, cuestan las palabras o lo que dice no tiene sentido. Si la persona puede estar sufriendo un error, puede intentar repetir una frase sencilla, también se puede dar el caso de que no comprenda lo que se dice.
  3. La dificultad al levantar los brazos se convierte en imposible de levantar los dos o si uno cae desplomado, este es uno de los síntomas claros.
  4. Dolor tipo migraña también es un síntoma aunque es más difícil. 
  5. Alteración de la visión, la persona afectada puede que borre o que pierda la visión de uno de los dos ojos a través de momentos memorables. Si se da este síntoma hay que acudir a urgencias lo antes posible.
  6. Dolor de cabeza repentino, una cefalea intensa sin ninguna causa aparente. Si el dolor es intenso y se tiene dificultad para mover parte del cuerpo, se produce náuseas, vómitos o somnolencia.
  7. Sentir desequilibrios y mareos fácilmente, las dificultades para las caderas o perder la fuerza de uno de los lados del cuerpo. 
  8. Problemas de olfato, gusto o dolor que queden afectados temporalmente.
  9. Pérdida repentina de memoria acompañada de gran confusión mental.
  10. Sentir debilidad y fuerza en un cuerpo con una sensación de entumecimiento, hormigueo y menos sensibilidad. Sentir la cara acartonada, no se debe confundir con el hormigueo que se siente al estar en una misma postura.

Pruebas para saber si es un ictus:

  • Que suba los brazos.
  • Hacerle sonreír.
  • Que repita una frase.
  • Preguntarle dónde está.

Si hay alguno de estos síntomas no hay duda de que se puede llamar más rápido posible a la ambulancia.

Consejos para esperar la llegada de la ambulancia: Acomodar al enfermo, aflojar la ropa y dejar espacio para respirar bien. Procurar que esté tumbado de lado, con la cabeza levantada ligeramente para evitar un ahogamiento si hay vómitos.

 

 

Facebook
Twitter
Google+
LinkedIn
YouTube