Decidirse a comenzar la aventura empresarial de la internacionalización es algo complicado debido a la incertidumbre que se genera por el desconocimiento del nuevo mercado. Pero tenemos que mirar más allá de la incertidumbre, la internacionalización nos ofrece tanto la oportunidad de vender sus bienes, servicios o productos en mercados diferentes del propio como la intención de pasar a otro nivel empresarial.

Es importante ser consciente de que los negocios no tienen por qué ser grande para comenzar su expansión. Una vez se ha tomado la decisión de emprender este camino, existen dos niveles: el primero es vender en otros lugares del mundo lo que la empresa produce en su país de origen. El segundo nivel sería comenzar a producir productos en el país en el que se está realizando la expansión. Pero antes de comenzar siquiera estos niveles alguien de la empresa debe ir al lugar en el que se prevé realizar la internacionalización. De cara a este proceso donde una o varias personas de la empresa viajarán frecuentemente a un país distinto es conveniente contar con un seguro de asistencia para cualquier percance que pudiese ocurrir en esas ocasiones.

A continuación veremos que pasos a seguir si está decidido a la internacionalización.

Saber a qué mercado quieres llevar tu empresa.

Realizar un análisis de la infraestructura de tu empresa, la distribución y qué recursos se pueden destinar a más producción para el nuevo mercado, o si habría que ampliar las infraestructuras.

Planificar cómo vas a comercializar tu producto o servicio en el nuevo país.

Cuantificar la inversión que se va a realizar en esta nueva etapa.

Facebook
Twitter
Google+
LinkedIn
YouTube