Los vehículos diésel están sufriendo una grave crisis, en 2017 las ventas de este tipo de coches en España fue menor que las de gasolina cosa que no pasaba desde el año 1998. En el año 1893, finales del siglo XIX, el ingeniero Rudolf Diesel (Alemán) inventó el elemento que cambiaría y revolucionaría el mundo a partir de ese momento, el diésel. El primer motor del planeta que quemaba aceites de origen vegetal mediante la combustión interna, el motor diésel.

Aceites vegetales como el de cacahuete o el de palma. El ingeniero diseñó el motor con el objetivo de que pudiera quemar distintos tipos de aceites, con el objetivo de reemplazar las máquinas de vapor y combustibles de la época por un modelo más eficiente. Tras morir de forma misteriosa, no se sabe si se suicidó o lo empujaron por la borda en el Canal de la Mancha, se empezó a alimentar los motores con gasoleo en vez de con biocombustibles.

El gasoleo se elabora a partir de la destilación del petróleo crudo. Contamina más que la gasolina ya que, el CO2, desprende más cantidad de Óxidos nitrosos NOx y partículas en suspensión. El dióxido de nitrógeno es uno de los mayores contaminantes, es un gas tóxico que afecta a la respiración e incluso puede provocar una muerte prematura. Afecta gravemente a la salud humana segun la Agencia Europea de Medio Ambiente que advierte que el 90% de la población urbana de la Unión Europea está expuesta a altas concentraciones de contaminantes y niveles considerables que afectan a la salud.

El futuro de los coches diésel, se está viviendo una depreciación continua, si de por si los coches se deprecian un 20% por el hecho de estar matriculados, ahora esta depreciación va a ser mayor si el vehículo es diésel. Esto va a dar lugar a un crecimiento  de un parque de segunda mano del diésel, este es el mejor momento para vender los vehículos diésel. En Madrid a partir de otoño de este año limitará el acceso a coches diésel  que se fabricaron antes del 2006.

¿Todos los diésel contaminan igual? No, hay distintos tipos, los diésel de hace 20 años contaminaban mucho más que lo de ahora. El motor diésel ha ido evolucionando durante estos años, se ha recirculado los gases de escape (EGR), disminuyendo las emisiones de dióxido de carbono e incluyendo en 2011 los filtros de partículas, con la implantación de la norma Euro 6 en 2014 tuvieron que idear nuevas formas para seguir reduciendo las emisiones, para ello se creó las trampas NOx y el catalizador SCR, capaces de neutraalizar los óxidos de nitrógeno y haciendo que la emisión de gases sean las mismas que la de los coches de gasolina.

Facebook
Twitter
Google+
LinkedIn
YouTube